jueves, julio 21, 2011

Museu Episcopal de Vic (MEV)

Pocas veces, podemos afirmar con rotundidad que la visita a un museo posea el valor "Hic et Nunc" de la autenticidad de la obra original citado por Walter Benjamin frente a las reproducciones de todo tipo...

Este es el caso del Museo Episcopal de Vic, un ejemplo casi perfecto de círculo virtuoso (emocional y didáctico... entre otras variables) entre el patrimonio cultural y el visitante. ¿Pero de qué tipo de patrimonio estamos hablando? Arte... Románico y Gótico (entre otras colecciones de valor excepcional)

Precisamente, en Catalunya (con una gran riqueza patrimonial) tenemos diversas vías para abordar la cultura, el arte y la arquitectura románica y gótica...por ejemplo, una es realizar visitas a los diferentes poblaciones o zonas geográficas donde se encuentran los edificios y monumentos (algunos, incluso conservan el mismo espacio natural original...)

Otra vía, es acudir al Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) cuyas colecciones de románico y gótico son de las mejores del continente europeo... Pero sin duda, después de haber visitado el Museu Episcopal de Vic (MEV), podemos afirmar que una vez visitado el MNAC, es casi imprescindible visitar el MEV. Pues los dos museos se complementan...

Dos modelos de museos, dos maneras de entender el patrimonio... El MNAC centra su discurso en la faceta emocional y sentimental que toda obra de arte, en mayor o menor medida, posee... la renovación de su proyecto museográfico tanto en la sección de gótico, cómo la más reciente en románico, ha potenciado, precisamente, la relación íntima entre el visitante y las obras expuestas.  No obstante, su sitio web, en un ingente esfuerzo de catalogar on line cada una de las obras que posee (1900 obras por ahora)... si que aporta una información (una pequeña contextualización) que explica el material, el autor y cierta información sobre detalles que podemos apreciar en la obra de arte: http://art.mnac.cat/?&lang=es

El otro modelo (MEV), sin dar menos importancia a la emocionalidad contenida en la obra de arte... propone un recorrido didáctico... cuyo inicio se sitúa en el apartado de colecciones del sitio web del MEV: http://www.museuepiscopalvic.com/coleccions_presentacio.asp?s=45  por una lado propone un recorrido virtual (aún no disponen de toda su colección on line) en el mismo orden que se encuentra en el edificio, lo que ofrece una perspectiva única de cómo será la visita física... ofrece un posible itinerario de obras maestras y un buscador. En sus fichas, encontaremos textos explicativos de algunas obras de arte... difusión y didáctica que sitúan al espectador en un momento histórico concreto (influencias recibidas, movimiento artístico y otros detalles…) y explica asimismo que podemos encontrar en la obra.

Aunque, si que podemos realizar una crítica hacia el diseño web de las páginas de los dos museos (MNAC y MEV), el poco uso de los metadatos (palabras clave en varios idiomas, descripción, tipo de contenido…) que ayudaría a indexar y posicionar mucho mejor a nivel internacional los dos museos… principalmente el MEV.

Pero el modelo MEV aparece en la visita física… el edificio (2002) se construyó expresamente para albergar las diferentes colecciones y cómo parte del proyecto museográfico... en la entrada aparece una descripción de que podremos encontrar en cada una de las plantas (4 plantas en total, contando una planta subterránea) y se propone realizar un recorrido en función de esas mismas plantas (desde abajo hasta arriba), tal como ellos mismos definen su proyecto:

"El orden museográfico que hemos establecido para la exposición de las obras de cada colección es el cronológico e estilístico. El objetivo, eminentemente pedagógico, es que el visitante pueda seguir fácilmente la evolución de la historia de las diferentes artes representadas. Siguiendo los criterios museográficos más modernos, en el edificio se ha destinado un espacio para las galerías de estudio, o sea, unos almacenes visitables abiertos al público, lo que ha permitido hacer una selección más libre de las mejores obras de cada colección que son las que se muestran en las salas de exposición permanente, mientras que el resto se exponen en estas galerías de estudio ubicadas al final del recorrido de la visita."

Precisamente, este es el punto fuerte del museo... una vez iniciado el recorrido, vamos encontrando diversos letreros que delimitan perfectamente cada una de las épocas y contextualizan brevemente que encontraremos... una vez en la exposición, en las mismas vitrinas y al lado, iremos encontrando pequeñas explicaciones didácticas que permiten al usuario ir siguiendo un hilo argumental cuya continuidad está garantizada a todo lo largo del museo...

Y, la visita a las galerías de estudio, permiten comprobar in situ, cómo podía ser un museo a principios del siglo XX.
Asimismo, una apreciación sobre el proyecto museográfico: este propone un dialogo muy íntimo con las obras de arte (encontraremos estatuas de vírgenes y otros personajes bíblicos repartidos por toda la sala) y que no dejarán de sorprendernos por su calidad didáctica (es muy agradable, comprobar la evolución de motivos, formas y colores de forma didáctica de las obras de arte desde el primer románico hasta el gótico tardío, con las obras originales...)

En resumen, un verdadero placer para los sentidos... aunque no podamos cerrar el círculo virtuoso en su mismo sitio web, es aconsejable una visita a su librería...tanto la guía, una selección de obras o el propio catálogo enciclopédico, nos proporcionarán toda los conocimientos que queramos adquirir...

Sin descontar que el museo atesora otras colecciones: tejido e indumentaria, forja, cerámicas, lapidario…

Quizá sea el mejor ejemplo que podamos encontrar en Catalunya de difusión cultural del patrimonio románico y gótico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada