miércoles, abril 13, 2011

¿Creatividad artística en la empresa?

Aunque parezca contradictorio... el mundo artístico no está reñido con el sector empresarial de carácter más prosaico... Quizá, con cierta edad, se acuerde que en la década de los años 80, en Francia, se desató la idea de contratar a filósofos o a expertos en humanidades en empresas tanto industriales cómo de tecnología o servicios... 

¿Porqué? Se creía que hacía falta una perspectiva diferente en la planificación y la gestión.

No obstante, con esta entrada no queremos destacar por encima de su función social la función de la creatividad e innovación cultural, sino proponer también conexiones entre ambos mundos.

Pero, si a priori pueda parecer la misma situación... no estamos hablando de lo mismo. En esta entrada hablaremos de una relación diferente: no se contrata un artista para desempeñar un puesto de trabajo, sino para establecer las relaciones y las condiciones necesarias para desarrollar un proyecto creativo y artístico.

Seguramente, en la zona del Quebec (Canadá) es donde se acumulan más experiencias... pues existe desde hace unos años el proyecto "L’art au travail" organizado por la asociación "Culture pour Tous"... a través de una convocatoria abierta a empresas en las que se aporta un artista con un desempeño claro: desarrollar un proyecto creativo con la ayuda del personal de la empresa... ¿El resultado? las empresas valoran muy positivamente las aportaciones de este proyecto: trabajo en equipo, activar la creatividad de todos los trabajadores implicados, mejorar la comunicación del personal con los diferentes clientes...

En todo caso, para obtener más información, podéis visitar este artículo en el Blog "Gent Creativa" (creado por Santiago Guillén)

¿Pero sólo han habido intercambios en Canadá? Ha habido más experiencias...  por ejemplo, en el País Vasco, en el año 2005 (no hemos obtenido más referencias) se realizó la primera edición de "Divergentes", que por su especificidad (unir trabajo artístico e innovación tecnológica) consideramos altamente conceptual: reunir a 10 artistas  y situarlos en diferentes empresas de la provincia de Guipúzcoa durante un año aproximadamente....  esta idea partió de la entidad Artetik Berrikuntzara, formada por el Grupo Xabide, la galería Windsor y el Museo Zuloaga.

Aunque si nos situamos a nivel estratégico, precisamente, la UE pidió, en 2009, a la consultora Kea, un infome sobre la capacidad del arte y la cultura en el desarrollo de la innovación y la creatividad. En su sitio web podéis descargar tanto un resumen ejecutivo cómo el informe entero: http://www.keanet.eu/en/impactcreativityculture.html

Además, podemos comprobar cómo la propia creatividad artística también ha buscado sus propias vías de innovación empresarial, véase libros y música sobretodo (principalmente, pero no es excluyente para el resto), por esa misma razón os proponemos la revisión de un artículo publicado en el año 2004: The Long Tail, que podéis encontrar en la revista Wired online: http://www.wired.com/wired/archive/12.10/tail.html#previouspost

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada