domingo, septiembre 25, 2011

Museos en Madrid... Análisis


Tal cómo os prometí, aquí está el resultado del primer viaje facultativo a Museos y Centros Culturales... ¡Madrid!


Las fotografías que he realizado, deberán esperar hasta la semana que viene, por leves problemas técnicos...

Asimismo, esta entrada tendrá una extensión fuera de lo normal, pero, luego haber valorado su idoneidad, hemos creído que es mucho mejor ofrecer todos los datos del informe en una sola entrada... a fin de valorar en su conjunto los datos.

A continuación os cito los museos visitados (con el máximo rigor posible, es decir, toda su colección visitable):
  • Museo del Prado
  • Museo Thysen- Bornemisza
  • Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
  • Museo Nacional de Ciencias Naturales
Y, como, descubrimiento de gran interés... os explicaré el Centro Cultural "el Matadero" (deberéis esperar hasta el final de este informe)

Ahora, a fin que sepáis cuáles son mis variables de análisis, os las cito:

  1. Entorno (señalización pública, tráfico, transporte público...)
  2. Atención al Público (incluimos todo el personal que de una manera o otra tiene contacto)
  3. Proyecto museográfico (se incluye iluminación, color de la pared, posición de los cuadros, información de las obras...)
  4. Posibilidad de ampliar información (sitio web, interactivos...)
Empecemos por orden cronológico de visitas...

Palacio Velázquez y Palacio de Cristal (Parque del Retiro, Red MNCARS):

El Palacio de Velázquez estaba cerrado por finalización de la exposición, pero en el Palacio de Cristal sí que estaba abierto con la obra "Continuará" de Maja Bajevic (hasta el 3 de octubre de 2011).

No obstante, una de las salvedades que encontré, fue la falta de señalización gráfica en el parque... sólo puedes saber qué estás delante de un centro del MNCARS, en base al propio cartel del MNCARS.

La atención al público estaba más liberada que en el resto de museos, por la propia esencia de la obra de arte, que se integra dentro del entorno (el Palacio de Cristal)

Además, si desde el folleto que se reparte, la información es muy completa... en en el sitio web: http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/actuales/bajevic.html de la exposición el usuario encontrará información (no tan completa como el folleto), archivos audiovisuales y de audio, actividades complementarias...

- Museo del Prado

Considerado como uno de los grandes museos de arte del mundo, volvemos a encontrar el problema de señalización, si en el interior del metro los rótulos de la salida indican cuál es la más apropiada para ir... una vez en la calle, la falta de carteles indicativos induce a confusión sobre la dirección a tomar por parte de un turista que no conozca previamente la ciudad.

En todo caso, es loable que una vez delante del museo, exista un letrero relativamente pequeño que lo indica...

Por ser un gran museo, es destacable la amabilidad y las sonrisas de casi todo el personal cuando les realizas una pregunta (incluido los agentes de seguridad y los vigilantes de sala), un punto que favorece el confort de los usuarios.

Además, es destacable el gran esfuerzo realizado por el museo por dotar a cada uno de los cuadros de un pequeño texto didáctico que proporcional las claves necesarias para comprender y situar cada una de las obras expuestas en el museo.

La iluminación es muy diáfana, ilumina por igual todo el espacio (tanto el cuadro como su entorno) exceptuando algunas salas, donde la luz natural también interviene. No obstante, este tipo de iluminación es más propia de espacios de tránsito y, además, no permite entablar fácilmente un "diálogo" con la obra.

En cambio, la iluminación de la exposición temporal "Roma. Naturaleza e Ideal (Paisajes 1600- 1650)", que finaliza el 25/09/11, es de carácter más íntimo (el color de las paredes, el uso de una iluminación más definida y dirigida hacia el cuadro, una mayor separación entre ellos), permite acercarse a las obras expuestas con mayor atención y percepción de los detalles.

Si analizamos el proyecto museográfico, propio de un museo enciclopédico (con todo lo que conlleva)... resulta confuso al cabo de un rato de visitar la exposición.

Me explico, aún teniendo el mapa e intentando seguir el orden de las salas (escritas en números romanos), comprobé como muchos usuarios demostraban su confusión respecto a su situación real dentro de las distintas colecciones...

¿A qué es debido? Si en el mapa del folleto se colorean de forma diferente las distintas épocas artísticas, en la realidad no hay ningún tipo de recurso gráfico que te indique donde estás, sería muy positivo que las diferentes salas asociadas a una época determinada se identificaran por un color determinado en la paredes o por símbolos visibles (por colores y números, por ejemplo) y/o por la iluminación (diferenciar niveles diferentes) que indicaran el recorrido sugerido para cada una de las épocas descritas en el plano del folleto.

Además, podemos añadir que la gran cantidad de obra y la distancia que hay entre ellas no permiten fijar la atención mucho espacio de tiempo en una vista rápida a una sala.

Pero, una cuestión que si hemos visto positiva, son las zonas de descanso... separadas de la colección y con vistas al exterior, son un bálsamo para aquellas personas que empiecen a observar un cansancio físico y visual.

De todas formas, también hay que destacar que los visitantes que hayan visitado su sitio web ya están sobre aviso de tal situación y además, les proponen un recorrido determinado (con las obras y el plano donde están situadas) en función de las horas que estén el museo (1, 2 o 3 horas): http://www.museodelprado.es/coleccion/que-ver/

No obstante, siendo positivos tales consejos... se debería buscar una solución museográfica más racional y emocional, acorde con las personas que se aventuren a visitar el Prado... 

Aunque según su sitio web, esta reordenación ya se está llevando a cabo y ampliará el número de obras en exposición: http://www.museodelprado.es/coleccion/plan-de-colecciones-2009-2012/

A nivel de recursos de ampliación, en su sitio web podemos encontrar recursos didácticos: http://www.museodelprado.es/educacion/recursos/  o acceder a  la galería online, donde se podrán encontrar las referencias y el mismo texto didáctico de la exposición: http://www.museodelprado.es/coleccion/galeria-on-line/ , Prado Media, recursos audiovisaules sobre obras, colecciones, juegos...  http://www.museodelprado.es/pradomedia/o a la sección "a Fondo" donde se analizan diversas obras: http://www.museodelprado.es/coleccion/a-fondo/

- Museo Thyssen- Bornermisza:

Respecto a su señalización pública, tenemos el mismo problema del Museo del Prado... además es la misma estación de metro.

En la atención al usuario, también es destacable la simpatía de todo el personal de atención, seguridad y vigilancia del museo. Incluso, cuando deben de llamar la atención a algún usuario lo hacen con una sonrisa.

Respecto a su iluminación, la luz natural interviene con cierta profusión, está diseñada para establecer diferencias entre las mismas obras y destacarlas (uso de claros y oscuros muy suaves), con lo que la atención del visitante no requiere tantos esfuerzos con los que identificarse, intimar, dialogar, solazarse, emocionarse o simplemente admirar.

Y, aunque el número de obras expuestas y de colección, es menor que la del Prado, la calidad de la visita, una vez realizada, es de satisfacción (esta percepción se aseveró viendo la cantidad de personas que se arremolinan en sus jardines, en la entrada, en su cafetería, en su tienda, luego haber acabado la visita)...

Una cuestión importante, pues aunque pueda ser positiva (para el museo) que el  usuario tenga la sensación de falta de tiempo necesario para ver y admirar todas las obras. La satisfacción de haber disfrutado de la emoción de un recorrido accesible a la comprensión y con una cierta pauta, más relajada, de acepción para la psique... no debería ser rechazable.

En cuanto a la disposición museográfica, es destacable que el personal del museo te indique que es mucho mejor empezar la visita desde la última planta, la segunda... Es decir, que la visita se produce desde arriba a abajo, al contrario del Museo del Prado y, lo avanzamos, del MNCARS.

No obstante, a diferencia del Museo del Prado, los cuadros sólo disponen de los mínimos datos, es decir, autor, año, material y tipo de pintura y colección.

La disposición de los cuadros guarda una distancia muy superior a la del Museo del Prado. lo que repercute, tal como ya hemos citado, en una mayor concentración del usuario hacia las obras expuestas. Si seguimos las instrucciones, comprobamos como el arte contemporáneo es el primero en visitarse, lo que también incide en una atención mayor del usuario, que aún no ha empezado a absorber emociones y conocimiento. Además, la ampliación del museo alberga la colección de Carmen Thyssen-Bornermisza, que organizada como complemento a cada una de las épocas de la colección permanente, se puede visitar conjuntamente (el recorrido está perfectamente integrado para recorrer todas las épocas expuestas).

Asimismo es destacable el uso de los colores en las paredes, en función de la temática, la época o su modernidad los colores pueden ser más vistosos o más neutros en relación a la obra. Sin llegar en ningún momento a bloquear la percepción.

Si hablamos de recursos de ampliación de conocimiento, debemos de destacar que es el único museo de los cuatro visitados que usa la tecnología para proporcionar recursos a los usuarios que así lo deseen. Concretamente, unos tableros táctiles que proporcionan información sobre las obras, sus autores, su localización y otros recursos, tales como una muy interesante aplicación: la rueda del tiempo, que permite localizar las obras (y sus fichas). 

Aunque, por lo que pude observar, los usuarios no mostraban mucho interés por acceder.
Esta misma información se encuentra en su sitio web, donde además podemos encontrar el Canal Thyssen (vídeos y podcasts) y el Art Project Google (para ver con más detalle determinadas obras): http://www.museothyssen.org/thyssen/coleccion Aunque también merece referencia el canal educativo del museo, Educathyssen, donde podremos encontrar recursos educativos para luego haber realizado la visita (y también para preparla antes): http://www.educathyssen.org/recursos_educativos 

- Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía:

Llegar hasta el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía sigue la misma historia que en los pretéritos museos... pero no en la misma estación de metro, a menos que un usuario sepa dónde dirigirse desde la misma que se usa para ir al Prado y al Thyssen.

A estas alturas, podemos afirmar que el Ayuntamiento de Madrid tiene una asignatura pendiente: señalar adecuadamente los accesos a museos y centros culturales. No es de recibo, que la capital de España deje al albur de taxistas, ciudadanos o policías... la orientación y el acceso de los turistas, viajeros...  a los centros museísticos. 

No obstante, una primera cuestión que salta a la vista, en el diseño del museo (no hace muchos años se hicieron reformas) es el tamaño de la parte de recepción, taquillas y tienda. Su superficie es bastante inferior a los otros dos museos visitados. En ese sentido, la parte trasera (edificio Nouvel), donde también existe una entrada para visitantes y grupos, el diseño es frío e impersonal. Sin descontar que el espacio de entrada es mucho menor y se debe comprar las entradas en unas taquillas cerradas, protegidas y exteriores. 

No es un detalle baladí... pues si ya predispone negativamente (sobre todo cuando hay una cierta cola para poder entrar), el personal de seguridad (el que controla los contenidos de las bolsas de los usuarios) tiene una actitud más propia del personal de seguridad de la sección internacional del aeropuerto de Barajas, que no la de un museo nacional.  

El resto de personal (vigilantes de sala) varía entre la indiferencia y el hastío. Sí a este actitud, añadimos una parte del diseño del proyecto museográfico donde el color blanco y unas luces lo suficientemente potentes como para realzar con soltura la obra de arte (es un recurso usado en algunos centros de arte contemporáneo)... la sensación de un visitante oscila entre la fuerza visual y emocional de los cuadros y objetos, y el cansancio visual y mental que provoca tal "asepsia". Una combinación que puede acortar la visita más de lo que había planteado al entrar... 

Asimismo, no podemos dejar de analizar el resto de su proyecto museográfico, que podríamos denominar de referencia, pues al contrario del modelo enciclopédico, no busca ofrecer el máximo número de recursos artísticos para que sea el mismo usuario quién decida que quiere ver (el propio diseño de las salas invita a entrar y salir en diferentes direcciones mediante una estructura de diversas salas paralelas), sino es el propio museo quién marca la pauta... 

¿Cómo? Mediante la separación física y el uso de paredes intermedias (una sala con sólo dos salidas, por ejemplo y subdivida mediante paredes) que "obligan" al usuario a realizar un recorrido normalmente lineal (en todo caso, hablar de "obligación" es un concepto relativo, pero ilustra bien la intención del museo). Esta intención se ve claramente, en la cuarta planta.

Además, en el resto del edificio, la estructura de la colección se reparte en habitaciones (con mayor o menor superficie en función del proyecto) de unidad temática diferenciada y complementaria en un recorrido por las diferentes épocas. En todo caso, esta organización permite, recuperar en una posterior visita las diferentes partes no vistas.

Siguiendo con el análisis del proyecto, la información ofrecida en cada uno de los cuadros, en una unidad temática, se remite a un único documento, que en el caso de exposiciones temporales es un folleto que el usuario puede coger y en el caso de la colección permanente es una ficha consultable con una gran cantidad de información, pero que hay que devolver... aunque es la misma ficha que indica que esa misma información se podrá encontrar en su sitio web. 

Otra cuestión que nos llamó la atención, fue la presencia de mediadores culturales en el museo (si queréis saber más sobre el concepto de mediación cultural, os recomendamos que leáis algunas entradas de este blog al respecto). El primero que me encontré fue en un pequeño stand, que ofrecía dos tipos de recorridos temáticos, uno en arquitectura y otro en teatro, el mediador que ofrecía esta información me explicó que se podía realizar individualmente o con sus servicios.

No obstante, pude ver en directo una mediadora cultural en directo en medio de un grupo... una de las cuestiones que analice fue su gesticulación. En determinados momentos, ante preguntas complejas de algunos visitantes, cruzó los brazos (símbolo de defensa) y su voz denotaba cierto nerviosismo.... Aunque es comprensible esta actitud, un mediador cultural debe demostrar su empatía ante cualquier situación, es decir,  que debería contemplar cualquier tipo de interacción como un hecho positivo de su acción. No solamente explicar, sino también interpelar y provocar.

El público lo agradecerá... pues será una visita totalmente diferente a la ofrecida por un guía. (Más información sobre este servicio: http://www.museoreinasofia.es/programas-publicos/educacion.html)

A nivel de ampliación de información, ya explicamos al principio que las exposiciones temporales complementaban la explicación con distinto material. En el caso, de la colección permanente, podemos encontrar por una parte el mismo documento plastificado (muy completo y en aplicación issuu) e información complementaria: http://www.museoreinasofia.es/coleccion/presentacion-coleccion.html

Museo de Ciencias Naturales:

Si en los museos anteriores el acceso desde los transportes públicos exigía cierto tiempo de preguntas... en este caso, se añade el desconocimiento por parte de muchos ciudadanos de la existencia del museo (y la habitual falta de señalización)... por suerte, la pregunta a un barrendero municipal joven, solucionó la orientación...

Además, es un museo nacional sin edificio propio, pues lo comparte con la  Facultad de Ingeniería Técnica Superior Industrial de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y se reparte en dos partes, separadas unos 200 metros aproximadamente. 

Pero, en su caso, esta doble situación siendo un acicate, ellos lo han convertido en una "virtud"... en una parte del edificio conservan una exposición clásica (con dioramas de gran valor histórico y visual), acceso a una reproducción del clásico "Gabinete de Ciencias Naturales" de principios del siglo XX y acceso al almacén.

Es divertido, ver como el museo, sin usar ningún tipo de interactivo (a diferencia de otros museos de su especialidad), usa la realidad aumentada para visualizar diferentes tipos de dinosaurios. Un recurso con mucho éxito entre el público infantil.

Aunque, la verdadera innovación expositiva, se encuentra en la otra parte... con un proyecto muy bien cuidado a nivel de imagen (plafones con una intencionalidad muy didáctica y colores muy cálidos), uso racional de elementos expositivos, una luz muy suave y concentrada en algunos objetos y un discurso museográfico basado en la evolución de la tierra, 4.500 millones de años, concentrada en las 24 horas de un reloj...

Además, las diferentes reproducciones de esqueletos de dinosaurios dan un ambiente que en conjunto es muy atrayente a nivel visual.  Para ampliar la información, su sitio web proporciona suficientes recursos que bajo supervisión del CSIC, son de alta calidad científica y, en su mayor parte, altamente didácticos: http://www.mncn.csic.es/Menu/Coleccionesydocumentacin/Colecciones/seccion=1196&idioma=es_ES.do 

Centro Cultural "El Matadero":

Una verdadera sorpresa, pues un centro cultural interdisciplinario de estas características, sólo se podía encontrar en Alemania o en el Reino Unido, por ejemplo... Un tipo de centros que aprovechan las dependencias de una antigua factoría o conjunto febril. Tal como el caso de "El Matadero" que aprovecha las dependencias de tal nombre (situadas en la plaza Legazpi) y que proveían de carne toda la ciudad de Madrid. Un espacio de 148.300 m2 que se está recuperando paulatinamente.

Además, a nivel de señalización la suerte es que al salir del metro ves al frente unas grandes letras, el nombre del centro y donde se localiza la entrada...
"Matadero Madrid es un espacio vivo y cambiante al servicio de los procesos creativos, de la formación artística participativa y del diálogo entre las artes. Nace con la voluntad de contribuir a la reflexión sobre el entorno sociocultural contemporáneo y con la vocación de apoyar los procesos de construcción de la cultura del presente y del futuro. (...)" 

Exposiciones, pensamiento, artistas en residencia, talleres, teatro, audiovisuales, música, proyectos públicos y especiales, diseño, urbanismo... un centro con tal espacio dedicado a las diferentes formas de de creación. Merece ser visitado y seguido.

Además, según me contaron, es la apuesta del ayuntamiento de Madrid para alargar el recorrido cultural del Paseo del Prado/Recoletos hasta la plaza Legazpi y las riberas del río Manzanares, pues ya se está ejecutando el proyecto "Madrid Río" que proveerá de espacios arbolados, paseos para caminantes, corredores y ciclistas las dos riberas del ríos, etc.

Asimismo, al visitar una de las exposiciones "Categorías" de Jorge Perianes (os la recomiendo, hasta el 13/11/11) tuve la oportunidad de hablar con una chica (Ada Sastre) que vigilaba y explicaba la exposición a quién quisiera o a quién ella veía que estaba interesado (una Instalación de Sitio Específico, expresamente la antigua cámara frigorífica quemada y que aún conserva el mismo aspecto, sin las instalaciones)... su empatía y su forma de adaptar su discurso al nivel del usuario, fueron las claves que veo más que necesarias en una "mediadora cultural"... una función que ella realiza sin saberlo. 

Para más información su sitio web: http://www.mataderomadrid.org/index.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada